Usamos cookies - We use cookies - Nous utilisons des cookies.
Aceptar - Accept - Acceptez - Aceitar. OK + Info

   
   Inicio  

¡Carambola!




Nuestra última parada es la Sala XXIII dedicada al billar, un elemento que no podía faltar en ningún palacio de la época.

La sala del billar se situaba cerca de los salones nobles y del comedor, pues se solía jugar después de la comida por creerse que este ejercicio ayudaba a realizar la digestión. Era un entretenimiento exclusivamente masculino, aunque las damas podían asistir a la partida para distraerse o animar a sus esposos.

Uno de los juegos estrella de esta época era el juego de carambola, consistente en disponer tres bolas sobre la mesa, asignar una a un caballero y que este, dando un solo toque a su bola, consiguiera tocar con ella las otras dos.

Fíjate en la cantidad de retratos femeninos que adornan esta estancia. Gracias a la variedad de peinados y trajes de las retratadas podemos saber la evolución que experimentó la moda femenina.

Por ejemplo, entre 1820 y 1830 uno de los tocados favoritos de las damas fue el “peinado de tipo jirafa”, caracterizado porque el cabello se dividía en tres secciones: dos mechones rizados a la izquierda y derecha del rostro, y una tercera sección del cabello formando un moño alto en forma de lazo.

En esta galería de retratos hay una dama que luce este peinado. Identifícala y escribe la forma de su colgante.









[Productos]
[Prensa]     [Sobre nosotros]
[Téminos de uso]     [Nuevo idioma]


Download App


follow us facebook   follow us instagram   follow us youtube   comparte en twitter

© entertourism.com 2016 - 2019