Usamos cookies - We use cookies - Nous utilisons des cookies.
Aceptar - Accept - Acceptez - Aceitar. OK + Info

   
   Inicio  

Convento de Santa Clara





Seguimos bordeando la Iglesia hasta llegar a la Calle Corredera, a la izquierda vemos el arco sobre el cual se localiza el Camarín de la Virgen y tomamos esta calle a la derecha hasta llegar a la Iglesia de Santa Clara.


Frente a la fachada principal de este edificio podemos distinguir dos partes claramente diferenciadas, una encalada, que se corresponde con el convento y otra parte de ladrillo y piedra que es donde se localiza la iglesia,

El convento fue fundado a principios del siglo XVI por Doña Isabel Delgado, viuda de D. Rodrigo Parrado, comendador de la Orden de Santiago, y al quedar viuda ingresó en el convento como segunda abadesa. Este es el único convento que se conserva en la actualidad, de los ocho que existían en esta ciudad, gracias a la labor de mantenimiento que las monjas clarisas realizan en él, pues lo habitan desde su fundación. Cabe destacar un interesante claustro porticado del siglo XVI.

La iglesia del convento es de finales del siglo XVI, su fachada es de estilo clasicista realizada con numerosas hiladas de ladrillo y destacan sus dos bellas portadas gemelas con arcos carpaneles, y escudos de los fundadores. Sobre las dos portadas se pueden contemplar hornacinas, y en la parte superior de la fachada, por cada una de las portadas, en mármol blanco se localizan los escudos de los fundadores.

El interior es de una sola nave rectangular con tres bóvedas baídas decoradas con pinturas al fresco. El templo atesora multitud de obras de arte mueble, la mayor parte del siglo XVII entre las que destaca la talla de San Jerónimo Penitente de Martínez Montañés. Además el coro bajo de la iglesia se ha musealizado recientemente, albergando objetos litúrgicos, objetos personales de algunas de las religiosas que han vivido en el convento desde su fundación en el siglo XVI, libros de canto, etc.

El convento de clausura sigue alojando a las monjas franciscanas de la orden de Santa Clara, que han adquirido merecida popularidad por su labor en la repostería. Entrando por la puerta que está justo antes de llegar a las portadas gemelas, a la derecha está el torno mediante el cual se adquieren los dulces típicos, siendo los corazones de monjas el dulce típico de este convento de Santa Clara de Llerena.

Si quieres seguir avanzando, has de indicar cuántas hornacinas (huecos semiesférico para albergar imágenes) hay en la parte superior de cada una de las portadas gemelas.








[Productos]
[Prensa]     [Sobre nosotros]
[Téminos de uso]     [Nuevo idioma]


Download App


follow us facebook   follow us instagram   follow us youtube   comparte en twitter

© guiaventuras.com 2018 - 2019