Usamos cookies
Aceptar OK + Info

   
   Inicio  

La Casa del Cura



La Casa del Cura


Todo esto es muy extraño, parece una locura, el caso es que el padre Vergara parecía ser el único que no se extrañaba con las palabras delirantes de Antonio. Decides ir a la casa del cura para ver si puedes obtener más información. Abandona la plaza por la calle que da acceso a la puerta principal de la iglesia. Llegarás a la Plaza del Ganado, que tiene un árbol en el centro, y encontrarás la casa del padre Vergara justo en la esquina con la Travesía de la Florida.

El clérigo te recibe, y sin tener que insistirle mucho, te comenta como hace años practicó un exorcismo en Gaeta (Italia) a un joven llamado Giacomo. Del brazo del poseído brotó una moneda, un Siclo de Tito, que según pudo averiguar fue una de las 30 monedas con la que los romanos pagaron a Judas por su traición a Cristo.

La poderosa secta de los cainitas está tratando de conseguir esas 30 monedas, de hecho, han recorrido medio mundo buscándolas. Según ellos, el poder que encierran estas reliquias es más poderoso que el del mismísimo Arca de la Alianza. Napoleón consiguió tres de estas monedas y Hitler logró atesorar cinco. Los cainitas están infiltrados hasta en el Vaticano, el mismísimo cardenal Fabio Santoro, antiguo compañero de Vergara en el seminario y hoy mano derecha del pontífice, es uno de ellos. Por este motivo el padre Vergara decidió huir a este recóndito pueblo y mantener alejada la moneda de los cainitas.

El cura está asustado, sabe que le han encontrado, decide darte la moneda para que la protejas y evites que caiga en las fauces del mal. Para aceptar la moneda indica el elemento protector que hay sobre dos de los escudos nobiliarios de la fachada que verás a la derecha de la casa del padre Vergara.







[Digitalización turística]
[Productos]
[Prensa]     [Sobre nosotros]
[Téminos de uso]     [Nuevo idioma]


Download App


follow us facebook   follow us instagram   follow us youtube   follow us twitter

© guiaventuras.com 2018 - 2021