Usamos cookies
Aceptar OK + Info

   
   Inicio  

Cefalonia, nace el mito



Cefalonia, nace el mito


Entre la iglesia de Santiago y el palacio con las tres caras, verás un arco por el del que se sale de la ciudad amurallada. Atraviesa el arco, date la vuelta y contémplalo desde extramuros.

Una vez huido de Roma, Diego se une como soldado a los ejércitos de Don Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, donde participa en la toma de la fortaleza de Cefalonia (Grecia) que había sido arrebatada a la cristiandad por los turcos.

Unos setecientos soldados jenízaros defendían la fortaleza del asedio de las huestes del Gran Capitán. Para derrotar a los españoles usaban unos ingeniosos ganchos llamados “lobos”, que los lanzaban desde unas estructuras de las murallas con el fin de enganchar a los enemigos por la armadura, alzarlos y estrellarlos contra los muros. Al encontrarse en primera línea, Diego fue apresado por uno de estos ganchos, durante unos intensos minutos trataron de acabar sin éxito con su vida, por lo que los turcos tuvieron la infeliz idea de subirlo a las murallas. Diego que no había soltado su espada ni escudo, comenzó a defenderse del enemigo. Durante tres días seguidos estuvo luchando en el interior de la fortaleza sin que pudiera ser reducido. Al final la fatiga y el hambre hicieron que el soldado sucumbiera, y fue encerrado en la prisión del castillo.

Gracias a su descomunal fuerza Diego rompió sus cadenas, separó los barrotes de su celda, mató a sus guardias y escapó de su prisión. Desde dentro de la fortaleza contribuyó eficazmente a que las tropas de asalto pudieran tomarla y vencer a los turcos.

El Gran Capitán quedó rendido ante la hazaña de Diego, desde ese momento se convirtió en uno de sus soldados de confianza y su mano derecha en alguna de sus campañas. La gesta de este soldado corrió de boca en boca, alcanzando gran fama que llegó a todos los rincones de Europa. Lope de Vega, Cervantes, escritores franceses e italianos nombran a Diego García de Paredes en sus obras literarias. A partir de este momento fue conocido como el Sansón de Extremadura.

Esta puerta de la muralla lleva el nombre de un santo “mata moros”, como a los que se enfrentó el Sansón de Extremadura en Cefalonia. Busca el nombre de esta puerta (santo) en las inmediaciones de la muralla y podrás continuar tu aventura.







[Digitalización turística]
[Productos]
[Prensa]     [Sobre nosotros]
[Téminos de uso]     [Nuevo idioma]


Download App


follow us facebook   follow us instagram   follow us youtube   follow us twitter

© guiaventuras.com 2018 - 2021