Usamos cookies - We use cookies - Nous utilisons des cookies.
Aceptar - Accept - Acceptez - Aceitar. OK + Info

   
   Inicio  

La romanización




Salimos de nuevo al patio de columnas del Museo.

Bajo los arcos del patio encontrarás una serie de objetos de época romana que te permitirán conocer la vida cotidiana, la industria, y la preocupación por la memoria y el Más Allá: mosaicos de distinta procedencia, elementos tecnológicos, así como diversos tipos de enterramiento.

La romanización de la península ibérica a partir del siglo II a. C. supone una gran aportación a todos los niveles. La nueva organización política y social aportada por Roma no supuso la erradicación de la cultura autóctona, sino que vino a sumarse a las tradiciones ya existentes. El nuevo orden trajo un largo periodo de prosperidad y un considerable aumento de la población gracias a la floreciente producción y al comercio.

Los terratenientes romanos llevaban una vida cómoda en sus villas campestres, alrededor de las que se disponía toda una serie de instalaciones para la explotación agrícola y ganadera, atendidas en un primer momento por esclavos y sirvientes. Del refinamiento de la vida de las clases pudientes te harás una idea apreciando la calidad de los mosaicos que se exponen, pertenecientes a la solería de la zona noble de las viviendas.

La industria alimentaria alcanza gran desarrollo. En este patio se exponen elementos procedentes de molinos de grano y prensas para aceite y vino. Sobre la religiosidad romana y sus ritos funerarios encontrarás expuestos dos enterramientos de inhumación: la tumba de La Tizca, con cubierta de tégulas (tejas planas) a dos aguas y el sarcófago de plomo de Torre Alta.

Acerca del arte de la epigrafía, tan del gusto de los romanos, encontrarás información en uno de los paneles murales. Entre la recepción del Museo y la esquina próxima a la puerta de acceso al edificio hay varias lápidas con inscripciones honoríficas, funerarias y de delimitación territorial. Curiosea el texto funerario de Sextus Caecilius.

En las inscripciones epigráficas latinas intervenían distintas personas: desde el autor del texto hasta el que disponía la inscripción sobre la lápida ¿Qué nombre recibía, en latín, el profesional encargado de tallar las letras sobre la piedra?








[Productos]
[Prensa]     [Sobre nosotros]
[Téminos de uso]     [Nuevo idioma]


Download App


follow us facebook   follow us instagram   follow us youtube   comparte en twitter

© entertourism.com 2016 - 2019