Usamos cookies
Aceptar OK + Info

   
   Inicio  

Vivir el medievo



Vivir el medievo


Al salir de la antigua fortaleza de origen templario, verás una calle que desciende hacia el pueblo. Esta calleja tiene una barandilla de metal, dirígete hacia ella. Atravesarás un soportal que sujeta una típica casa del barrio más antiguo.

Estas casas, cercanas a la fortaleza, albergaron a los primeros moradores de la Villa de Hervás. Estas personas, tuvieron que vivir de lo que la naturaleza les dotaba, ya que eran gentes que vinieron de lugares tan lejanos como León o Galicia, y que se fueron asentando en un lugar en el que no había comercio alguno, por lo que la forma de vida de estos primeros hervasenses fue la agricultura y la ganadería.

Cada época del año dotaba de distintos productos a los vecinos, en primavera y verano los pastos eran abundantes y permitían el engorde del ganado porcino, ovino y vacuno, además de las hortalizas plantadas en las fértiles laderas del valle. En otoño, el campo ofrecía frutos como la castaña del Castañar Gallego, las bellotas de las encinas de la zona baja, o la preciada uva para obtener el vino. Frutos que permitían pasar el duro invierno con una reserva alimenticia garantizada.

Hubo otro fruto muy apreciado por obtener de él un producto muy rico y calórico. En la plaza a la que accedes al cruzar el soportal hay un árbol que fue cultivado abundantemente para obtener este fruto tan preciado. Introduce su nombre para continuar con tu guiaventura.







[Digitalización turística]
[Productos]
[Prensa]     [Sobre nosotros]
[Téminos de uso]     [Nuevo idioma]


Download App


follow us facebook   follow us instagram   follow us youtube   follow us twitter

© guiaventuras.com 2018 - 2022