Usamos cookies
Aceptar OK + Info

   
   Inicio  

Cañada Real de Vida



Cañada Real de Vida


Continúa el pasillo hasta llegar al puente. Crúzalo y a tu izquierda, verás un pequeño camino pintado de color verde, ese será tu nuevo lugar donde deberás superar la prueba.

El hombre no es el único que necesita ubicar sus construcciones, en forma de vivienda o de fábricas, cerca del agua. En el lugar donde te encuentras, el río Ambroz viene más tranquilo que en sus tramos altos, y ya sólo le faltan algo menos de 20 kilómetros para comenzar a llamarse río Cáparra, nombre con el que desembocará en el gran río Alagón.

Alisos, sauces, fresnos y chopos forman en este lugar un equipo arbóreo que retiene las rocas evitando que el río erosione el terreno, y dando así cobijo a especies animales y vegetales que necesitan de estos recovecos que se forman para desovar u ocultarse de depredadores. En la parte de arriba, las copas de los árboles dotan de hogar a especies de aves que están pendientes de lo que el río puede otorgarles. Estas aves son las lavanderas, los mirlos acuáticos o el martín pescador.

Todo, en su conjunto, forma en este camino un bosque característico con el agua como elemento central de la que dependen la multitud de organismos que viven en ella. Además, sirve como elemento para formar una vía de comunicación y transporte de miles de formas de la vida silvestre, como lo fueron las cañadas reales tan importantes para el trascender histórico de Abadía.

El nombre de este tipo de bosques lo encontrarás en una caseta de madera que seguro tienes a la vista. Tendrás que introducir tres palabras. (Pista: “Bosque de G _ _ _ R _ _”)







[Digitalización turística]
[Productos]
[Prensa]     [Sobre nosotros]
[Téminos de uso]     [Nuevo idioma]


Download App


follow us facebook   follow us instagram   follow us youtube   follow us twitter

© guiaventuras.com 2018 - 2022