Usamos cookies
Aceptar OK + Info

   
   Inicio  

Navío s. XVIII – Sección longitudinal



Navío s. XVIII – Sección longitudinal


Siguiendo el sentido de la visita, a continuación de la maqueta del astillero de Astano, en el centro del pasillo.

Aquí podemos ver el interior de un navío del siglo XVIII. En sus bodegas transportaba piedras y barriles con víveres, que funcionaban como contrapesos o lastres nivelando y dando estabilidad al barco.

A bordo del navío la tripulación (a excepción de los mandos superiores) dormía en coys, una especie de hamacas colgadas de los techos. Los coys tenían múltiples ventajas con respecto a los catres: amortiguaban el balanceo del barco facilitando el descanso; la distancia al suelo protegía a los marineros de mordeduras de roedores; se recogían rápidamente para dejar espacio para los cañones; al enrollarse y sacarse a airear al borde del barco, servían de parapeto contra las astillas en caso de ataque.

Este navío tiene tres mástiles. Sus nombres son (en dirección de proa a popa) el palo trinquete, el palo mayor y el palo mesana. Los dos últimos pueden cambiar de nombre dependiendo de la cantidad de mástiles que posea el barco.

Las maquetas de navíos antiguos son muy interesantes, pero el Museo alberga también los restos de un buque auténtico del siglo XVIII: la fragata Santa María _ _ _ _ _ _ _ _ _.







[Productos]
[Prensa]     [Sobre nosotros]
[Téminos de uso]     [Nuevo idioma]


Download App


follow us facebook   follow us instagram   follow us youtube   follow us twitter

© guiaventuras.com 2018 - 2020